¿Cuál es la cafetera ideal para tu café?

cafeteras

No todas las cafeteras son iguales ni el café sabe igual en todas las cafeteras. Por este motivo es muy importante conocer el método de extracción indicado para ti o simplemente el que más te gusta: espresso, filtrado, americano o puede que te guste variar, como a nosotros, porque cada momento y cada persona tienen su café y su método: despertarte con un café recién hecho en italiana, un espresso después de comer o un filtrado largo y suave para media tarde.

Seguro que nunca pensaste que tenías tantas opciones, por eso queremos darte información para que elijas tus cafeteras.

 

CAFETERA ITALIANA

Un clásico imprescindible. La bebida resultante es fuerte, con cuerpo y personalidad, perfecta para tomar con un poquito de leche en los desayunos. Una ventaja: la propia cafetera te marca las medidas estándar de agua y café y te permite disfrutar del aroma a café desde la preparación. La cafetera italiana de Bialetti es nuestra preferida.

 

 

MÉTODO DE FILTRADO O GOTEO

Con este método se resaltan al máximo los matices propios de cada café. Al filtrar el café se obtiene una bebida suave, ligera y muy aromática perfecta para degustar cafés de orígenes puros repletos de matices (y preferiblemente sin leche) Dentro de este método tienes una amplia gama de cafeteras donde elegir en función de si quieres o no intervenir y de cuántas tazas quieras preparar: la cafetera de vacío o cona, la Pour Over, V60, Chemex o la automática Moccamaster, una auténtica revolución en el mundo del filtrado.

 

 

MÉTODO DE ÉMBOLO O PRENSA FRANCESA

Conocida como cafetera de émbolo, pistón o prensa francesa. Elabora un café aromático y ligero, perfecto para disfrutar de un café largo en taza grande. Respeta los matices y mantiene los aceites esenciales del café, consiguiendo un sabor delicioso. La preferida de los nórdicos, grandes cafeteros y además la puedes utilizar para infusionar también tus tés.

 

MÉTODO EXPRESS

Antes exclusivo de bares y cafeterías, ahora llega a los hogares gracias a la evolución que han tenido las cafeteras para uso doméstico.

Potencia la acidez y sabores afrutados, por eso si no estás acostumbrado algunos cafés pueden resultar chocantes en este método.

El espresso perfecto no supera los 30ml, es fuerte, concentrado, con densa crema color avellana para notar su viscosidad en el paladar.

¡Esperamos haberte ayudado a elegir tu cafetera!